La inflación anual en agosto de 2017 presentó un incremento de 6.66, en comparación al más alto desde mayo de 2001 con 6.95 por ciento.

El aumento registrado el mes pasado es superior al de 6.44 por ciento de julio y está cada vez más lejos del objetivo de inflación del Banco de México de 3 por ciento + /- un punto porcentual, según datos publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En agosto el Gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, estimó que la escalada de la inflación estaba cerca de llegar a su techo, para comenzar a descender hacia el objetivo de 3 por ciento en el segundo semestre de 2018, sin embargo, los datos del Inegi reflejan que el incremento de precios es cada vez mayor.

Entre los bienes y servicios cuyos precios tuvieron un mayor incremento destacan: cebolla con 54.58%, el gas doméstico LP con 2.96%, el jitomate con 8.35%, las universidades con 1.95%, vivienda propias con 0.21%, la papa y otros tubérculos con 8.93%, la preparatoria con 2.23%, gasolina de bajo octanaje con 0.40%, el tomate verde con 15.69% y otros alimentos cocinados con 1.90%.

Cabe mencionar que ciertos productos registraron una disminución en su precio tales como: los servicios turísticos con -9.77%, transporte aéreo con -19.36, y algunos productos de la canasta básica como el chayote con -26.62, el plátano con -6.48%, el aguacate con -5.19, el papel higiénico y pañuelos desechables con -1.46%, el chile serrano con -7.22%, suavizantes y limpiadores con -0.89%, material escolar con -1.26% y yogurt con -1.75.