Como parte de una medida para poder detener la migración de centroamericanos a Estados Unidos, el gobierno de Joe Biden ha decidido destinar 861 millones de dólares a programas para mitigar problemáticas en Centroamérica que orillan a las personas de esa zona a migrar, como la inseguridad, la violencia de género y la desigualdad.

Durante este año EU ha proporcionado más de 600 millones de dólares a El Salvador, Guatemala y Honduras, por lo cual Biden, indicó que pidió al Congreso de su país presupuesto adicional para asignarlo a Centroamérica.

En una carta que el mandatario envió a al presidente de México se puede leer “A través de una variedad de programas estamos abordando la inseguridad económica, la desigualdad, la lucha contra la corrupción, la seguridad y la violencia de género en Centroamérica, desafíos que impulsan a las personas a tomar la difícil decisión de irse”.

La carta llega como respuesta a la que ya había enviado AMLO a principios del mes pasado y en la que le urgió a tomar acciones para disminuir la migración irregular.

En la carta el presidente estadounidense destaca “Le he pedido también al Congreso de Estados Unidos 861 millones de dólares adicionales en mi presupuesto para el año fiscal 2022 para Centroamérica. A través de una variedad de programas estamos abordando la inseguridad económica, la desigualdad, la lucha contra la corrupción, la seguridad y la violencia de género en Centroamérica: desafíos que impulsan a las personas a tomar la difícil decisión de irse”

Biden ha dicho que atacar las causas de la migración es una de las prioridades de su administración y por ello considera trabajar de manera conjunta con el gobierno de México para aumentar la inversión en el sur del territorio nacional y Centroamérica.