** Tan solo en el mes de mayo, 70 mil 630 connacionales fueron detenidos en la frontera*

El problema de la migración sigue siendo una situación latente en el mundo, principalmente en países en desarrollo como México, donde, aún con la crisis de salud por la pandemia, muchos de sus ciudadanos siguieron emigrando hacia Estados Unidos, alcanzando en mayo su nivel más alto desde el 2012, registrando más de 70 mil detenciones de migrantes en la frontera.

En el mes de mayo se registró el nivel más alto de detenciones en la frontera, sumando 70 mil 630 mexicanos detenidos, lo que representa el 39.2 por ciento de los 180 mil 34 aprehensiones que se llevaron a cabo por la Patrulla Fronteriza.
De acuerdo con datos de la oficina de Aduanada y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP por sus siglas en ingles), en el presente año fiscal, que inició en el mes de octubre y hasta el mes de mayo, se registraron 414 mil detenciones de mexicanos, lo cual representa una cifra record, pues del total de migrantes detenidos, que son 929 mil 868, la cifra de mexicanos es el 44.5 por ciento.

México primer lugar en migración irregular
En entrevista para el medio informativo “La Razón”, el ministro de Asuntos Consulares y Migratorios de Honduras, Raúl Bertot, declaró que considera que México sigue siendo el país que encabeza la lista de migración irregular, incluso por encima de países centroamericanos, considerando que la razón podría ser por la cercanía que tiene México con Estados Unidos.
“Eso se entiende porque México comparte frontera con Estados Unidos, está muy cerca; eso es una condición que se genera por la distancia, pero eso está marcado desde hace por lo menos diez años y es normal”, comentó.

Por su parte, José María Ramos, investigador del Colegio de la Frontera Norte, señaló que el incremento de la migración de mexicanos se debe a las dificultades económicas por la pandemia y la falta de oportunidades, además de que el crimen organizado también es un factor importante, pues domina en muchas regiones del mundo.

Detalló que muchos de los mexicanos que emigraron lo hicieron porque vieron en el país una reactivación económica lenta, además de que buscan asilo en el país vecino, pues huyen de la inseguridad y violencia que se vive en México.
Agregó que la problemática se puede agravar más con el paso de los meses, pues se espera que más mexicanos se sumen a las detenciones, ya que los nuevos van al alza, además de que el 30 por ciento de las capturas de mexicanos en la frontera, deciden reiniciar el viaje y volver a intentar cruzar la frontera.

Poblanos, entre los que más emigran
Con las nuevas políticas de migración del presidente de Estados Unidos Joe Biden, la población mexicana y en especial la poblana, ven en la migración una esperanza como alternativa, para poder librar los problemas económicos, de inseguridad y los que ha traído la pandemia de Covid-19.

De acuerdo con datos del presidente de la fundación “Pies Secos”, Ricardo Andrade Cerezo, tan solo del mes de marzo a mayo de este 2021, un promedio de 2 mil poblanas y poblanos han emigrado al país vecino, de los cuales 120 aproximadamente han sido detenidos en territorio estadounidense.

Destacó que, en particular de la región Mixteca, un promedio de 2 personas al día intentan cruzar la frontera, en la búsqueda de una vida mejor para sus familias.

Pero no solo la migración en adultos continúa, pues el líder migrante también dio a conocer que en el mismo periodo, un total de 120 menores de 12 a 18 años de edad, emigraron desde sus municipios hacia los Estados Unidos, algunos acompañados por su papá o mamá y otros más, acompañados de algún familiar.

De estos 120 menores, no todos lograron cruzar a territorio estadounidense, pues un aproximado de 30 fueron detenidos en la frontera y actualmente se encuentran con familiares para una cita con el juez de migración, para determinar su situación migratoria.

Andrade Cerezo enfatizó que el principal motivo que lleva a los poblanos a migrar al país vecino es la situación económica que viven en sus municipios, sobre todo con la crisis derivada de la pandemia y la falta de empleo.

Al mismo tiempo, resaltó que, entre las personas adultas, la mayoría ya estuvo en Estados Unidos, por lo que para ellos la meta es regresar y seguir apoyando a sus familias en sus municipios.