Joe Biden ha propuesto a Ken Salazar como embajador de EE.UU. en México. El nombramiento aún tiene que ser aprobado por el Senado estadounidense y deberá contar con el consentimiento del Gobierno mexicano.

Ken Salazar ha sido constantemente criticado por activistas ambientales por su relación con empresas de la industria minera en dicho país

Es por ello que su nombramiento podría jugar un papel importante para la relación bilateral por su experiencia en el sector energético y migratorio.

Salazar ha hecho historia en su natal Colorado, en convertirse en el primer senador de origen latino en la historia.

Ken Salazar ha sido secretario del Interior, senador por el estado de Colorado, y fiscal general del mismo estado, en el que nació el 2 de marzo de 1955: la Casa Blanca aseguró que tiene ascendencia latina, sin especificar cuál, y resaltó su amplia trayectoria en el servicio público.

Su hermano John Tony Salazar es agricultor, ganadero y comercializador de papa, producto que la Unión Americana busca exportar a todo el territorio mexicano.

Salazar es un claro defensor del uso del “fracking” para la extracción de recursos naturales además de la construcción del oleoducto Keystone XL, algo con lo que podría chocar con Andrés Manuel López Obrador quien se encuentra con paso firme apoyando las refinerías.

Incluso, ha recomendado a las compañías energéticas dedicar campañas para educar a la población respecto a los beneficios y seguridad de esta técnica de extracción.

Sin embargo, su decisión de otorgar permisos a la petrolera Shell para la explotación en el Ártico provocó la protesta de varias organizaciones medioambientales, quienes lo acusaron de tener fuertes vínculos con el sector empresarial de la minería y de la agroindustria.