A las familias que resultaron damnificadas por los estragos que causó la tormenta tropical 19-E en el estado de Sinaloa, se les fueron entregados colchones, sin embargo, algunos encontraban en mal estado.

Fueron los beneficiados del fraccionamiento Jardines del Pedregal de Culiacán, denunciaron que los colchones eran usados, que se encontraban en mal estado y que desprendían malos olores, pues estaban rellenos de pañales.

Los vecinos abrieron un colchón y constataron que estaban llenos de hongos.

“Nos dimos cuenta porque algo en la casa olía muy mal. Pensamos que era algún animal muerto, revisamos, limpiamos y nos damos cuenta que la apeste venía del colchón; lo abrimos y vimos los hongos, además estaba relleno de pañales. Oiga que hayan adquirido los colchones, ya sea por donación o por compra, es una burla”, dijo un lugareño.

En protesta algunos damnificados arrojaron los colchones afuera del Ayuntamiento de Culiacán. El Gobierno del estado de Sinaloa aceptó que compró un lote de 2 mil colchones, y que se entregaron en cinco colonias de Culiacán.

El proveedor de los colchones huyó, sin embargo, ya se le fincaron responsabilidades legales. Las autoridades comenzaron a recolectar los mil 197 colchones en las colonias 6 de Enero, Jardines del Pedregal, Alamitos, Los Mezcales y Estación Rosales, de Culiacán, para remplazarlos por nuevos.

(Con información de Noticieros Televisa)