Redacción / Ciudad de México.

La próxima secretaria de Energía, Rocío Nahle, manifestó e que el próximo gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador inicie una  cacería de brujas contra  líderes sindicales.

Ante ello, negó que el dirigente del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) y senador priísta, Carlos Romero Deschamps, tenga un futuro como el de la ex lideresa magisterial Elba Esther Gordillo Morales o el de Joaquín Hernández Galicia, “La Quina”, quien encabezó esa organización petrolera.

“No, a ver yo creo que debemos entender todos los mexicanos que el triunfo que se le dio a Morena y al licenciado Andrés Manuel López Obrador es precisamente para un cambio de administración, un cambio de régimen, un cambio de cómo se hacían las cosas y eso es lo que estamos haciendo”, dijo en entrevista.

Asimismo, mencionó: “Los trabajadores tienen que resolver cuál es la situación del señor (Romero Deschamps) y los trabajadores tienen que ver que no son los mismos tiempos, que va a haber autonomía para ellos y ojalá que ellos resuelvan lo más inmediato posible”.

Sin embargo, lo que la próxima titular de Energía sí confirmó es que ya no se entregarán las partidas de comisiones ni las partidas de contratos que se tenían.

“No sabemos de cuánto es. Hasta que nosotros recibamos los datos oficiales vamos a dar números oficiales”, expuso la ingeniera.