Hipólito Contreras / Puebla, Pue.

Treinta empresas poblanas trabajando en la reconstrucción en Puebla es insignificante; el estado tiene más de mil empresas constructoras, es decir, sólo el tres por ciento está considerado, afirmó Gabriel Gallo Vargas, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria de la Construcción.

“Nosotros, estamos solicitando a los gobiernos estatal y federal que, con voluntad política, contraten a empresas locales y que no permita que el programa de reconstrucción nacional sea secuestrado por una cuantas empresas, cuyos propietarios son consorcios que ni por equivocación van a ir a la zona de la Mixteca”.

Y agregó: “Lo que pedimos es que contraten a empresas constructoras locales, que conocen a la gente, los materiales, la mecánica de suelos. No estamos de acuerdo en que se vuelvan a construir las casas de la misma manera, estamos presentando proyectos distintos”.

Advirtió que, si se reconstruyen las viviendas como antes y ocurriera otro sismo, habría problemas. “Es necesario que se participe con un estudio de mecánica de suelos, que se verifiquen las necesidades de cimentación y que se haga otro tipo de viviendas, que se utilice otro tipo de materiales, más ecológicos, amigables, que sean térmicos; existe ya una gran variedad de productos que han venido a revolucionar la industria de la construcción, son más económicos que el tabique y el block”.

“Pedimos que las empresas de Puebla sean las que ejecuten los programas de desarrollo, no sólo en la reconstrucción, sino en la obra pública que ejerce el gobierno del Estado y los gobiernos municipales. No hay necesidad de que vengan empresas de otros estados, aquí hay suficiente capacidad técnica y profesional”, concluyó.