La jornada del 29 de julio estuvo llena de polémica y muy agridulce para la delegación mexicana en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, pues nuevamente se quedaron muy cerca de sumar una medalla de bronce más.

Carlos Ortiz y Abraham Ancer comenzaron su participación en el golf con buenos resultados. Ortiz terminó con una tarjeta de 65 golpes, además de tres birdies y apenas un bogey en la ida que lo puso entre los líderes, colocándose en el segundo lugar .

Mientras que Ancer concluyó con 69 golpes, logró dos birdies en la ida, mientras que en la vuelta sumó un birdie más y un bogey en la bandera del 16.

Jorge Orozco rozó la presea de bronce en la final de tiro deportivo pues finalizó en la cuarta posición de la prueba, pues en la tercera ronda falló sus últimos tres tiros.

Alejandra Valencia aún ilusiona con metal en Tokio, luego de que se clasificó a los octavos de final del tiro con arco individual femenino tras superar a dos competidoras bielorrusas.

En la misma diciplina Ana Paula Vázquez fue eliminada en la ronda de treintaidosavos de final tras caer 6-4 ante la brasileña Ane Marcelle.

José Rubio y Josué Gaxiola cayeron en su segundo partido de voleibol de playa ante checos, por lo cual quedan eliminados de la competencia.

La selección mexicana femenil de softbol se quedó en cuarto lugar, entró en un gran polémica al tirar su uniformes que compitieron a la basura, , motivo por el cual serían sancionadas por la CONADE y además recibieron críticas por otros atletas mexicanos.

En la gimnasia una de las competencias más vistas, Sunisa Lee se impuso en el All Around individual y consiguió que el país vecino se quede con el reinado de la prueba, pese a la ausencia de la estrella de la gimnasia Simone Bile, en esta diciplina sorprendió la actuación de la brasileña Rebeca Andrade quien logro quedarse con la plata.