Abraham Onofre / Izúcar de Matamoros, Pue.

En los municipios de Chietla, Cuautlancingo y San Andrés Cholula incrementó de manera porcentual las carpetas de investigación por homicidio doloso; mientras que Puebla, Izúcar de Matamoros y Tecamachalco tuvieron el mayor registro de CDI por este delito en la entidad poblana.

De acuerdo con el Instituto para la Gestión, Administración y Vinculación Municipal (IGAVIM), durante el segundo trimestre del 2021, basado en la información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, incrementó en 42 municipios del Estado de Puebla los delitos de homicidio culposo (14.86%), homicidio culposo (14.86%), robo con violencia (5.27%), robo a casa habitación (53.75%), robo a negocio (24.61%), robo a transeúnte (182.13%), violación (+63.92%) y violencia familiar (5.90%).

En cuanto al delito de homicidio doloso, los municipios con mayor incremento porcentual en las carpetas de investigación por este delito fueron Chietla, Cuautlancingo y San Andrés Cholula; mientras que los de mayor registro de carpetas de investigación por homicidio doloso fueron: Puebla con 28, Izúcar de Matamoros y Tecamachalco con 10 cada uno.

De acuerdo con las estadísticas de la incidencia delictiva de la Fiscalía General del Estado de Puebla, en el municipio de Izúcar de Matamoros, se reportaron 15 homicidios, 10 dolosos y 5 culposo; y en Chietla se registraron 12 homicidios, 9 dolosos y 3 culposo, durante los meses de abril, mayo y junio, del año en curso.

Mientras que en el delito de robo a casa habitación, las regiones de la Sierra Norte, Angelópolis, Valle de Atlixco e Izúcar de Matamoros, mantuvieron su tasa por arriba de la tasa estatal.

Los municipios con mayor número de carpetas de investigación iniciadas por el delito de violación son Puebla con 87, Tehuacán con 26, Zacatlán y Atlixco con 8 casos cada uno. Y Puebla capital es el municipio con mayor incremento porcentual en el delito de feminicidio.

De acuerdo con el IGAVIM, la entidad poblana ocupó el tercer lugar nacional en robo a transportista, sexto en robo con violencia y noveno en robo a transeúnte, de acuerdo con la tasa por cada 100 mil habitantes.