Dos hombres que resultaron ser primos, murieron luego de que otro familiar los baleara en repetidas ocasiones al salir de un convivio que se llevó a cabo en Ilamacingo, junta auxiliar perteneciente al municipio de Acatlán de Osorio. 

Los hechos se registraron alrededor de las 10:30 de la noche de este viernes 23 de julio en un domicilio ubicado en el lugar antes mencionado, ahí se desarrollaba un convivio familiar, de acuerdo a testigos, al calor de las copas surgió una discusión entre primos y uno de ellos decidió retirarse. 

Sin embargo, más tarde regresó con un arma de fuego y esperó a que sus familiares salieran de la vivienda, momento en el que los recibió con dos impactos de proyectil de arma de fuego a cada uno de los tres que se encontraban en ese lugar. 

Fueron familiares quienes subieron a los baleados a un vehículo y los trasladaron al Hospital General de Acatlán de Osorio ubicado en la cabecera municipal, sin embargo, dos murieron a las afueras de las instalaciones y otro más se debate entre la vida y la muerte en dicho nosocomio. 

Los occisos en vida respondían a los nombres de Eugenio Adrián N., de 44 años y Lorenzo N., de 30 años de edad, cuyos cadáveres fueron levantados por peritos del Servicio Médico Forense y los trasladaron al anfiteatro de Izúcar de Matamoros. 

En este lugar, un médico legista se encargó de practicarles la necropsia de ley para así determinar la causa de muerte y aportar información para que Agentes de la Fiscalía inicien la Carpeta de Investigación correspondiente. 

Asimismo, personal de la FGE de Puebla ya se encuentra trabajando coordinadamente con otras instancias regionales para detener al responsable de este doble homicidio.