Este viernes inician los Juegos Olímpicos en Tokio, y los contagios por covid-19 son más frecuentes, este miércoles los positivos alcanzaron su récord de los últimos seis meses, con mil 832 nuevos casos a dos días de la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos.

Tokio está bajo su cuarto estado de emergencia, que durará hasta el 22 de agosto. La presencia de aficionados está prohibida en todas las sedes de la zona donde se realizarán los eventos deportivos, y solo se permitirá la asistencia de pocas personas en algunos sitios periféricos.

“El repunte de los casos se esperaba tuviésemos los Juegos o no, y tememos que haya un aumento explosivo de casos independientemente de los Juegos”, dijo el presidente de la Asociación Médica de Japón, Toshio Nakagawa.

Agregó “Aquello por lo que estábamos preocupados está ocurriendo”, dijo el presidente de la Asociación Médica de Japón, Toshio Nakagawa, en una conferencia de prensa semanal.

Los Juegos Olímpicos de Tokio no deben juzgarse por el total de casos de COVID-19 que se deriven de la justa, debido a que es imposible eliminar el riesgo, dijo el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS) a funcionarios del deporte este miércoles, en momentos en que iniciaron los eventos deportivos en Japón.

En la sede de los juegos olímpicos la campaña de vacunación comenzó tarde y lenta, pero el ritmo se aceleró de forma notable durante varias semanas de mayo cuando se estabilizó la llegada de las inyecciones importadas y el gobierno trató desesperadamente de acelerar la inmunización antes de los juegos.