El multimillonario estadounidense Jeff Bezos regresó a la Tierra tras viajar al espacio con otras tres personas a bordo, una de ellas, su hermano Mark, en una nave construida por su compañía Blue Origin, marcando así una nueva etapa para la floreciente industria del turismo espacial.

Jeff Bezos, fundador de Amazon, realizó este martes 20 de julio, su primer vuelo espacial a bordo del cohete New Shepard, que duro poco más de 10 minutos, pero que servirá para cumplir su objetivo personal y comercial: viajar al espacio con su propia nave creada por su empresa Blue Origin.

El vuelo duro alrededor de 10 minutos, la nave alcanzó 100 kilómetros de altura, el límite con el espacio, pero ha superado los 3 mil 700 kilómetros por hora, una velocidad tres veces superior a la del sonido.

El viaje ha sido posible gracias a la compañía aeroespacial que creó Bezos en el año 2000, con la intención de desarrollar vuelos turísticos al espacio a bajo coste.

Bezos y su hermano Mark estuvieron acompañados por una tripulación totalmente civil compuesta por la aviadora pionera de 82 años Wally Funk y por Oliver Daemen, de 18 años, un recién graduado de la escuela secundaria que asistirá a la Universidad de Utrecht, Países Bajos, a estudiar Física y Gestión de la Innovación en septiembre.