Una familia mexicana denuncio el terror que ha vivido desde hace un tiempo en Georgia, Estados Unidos, pues han recibido varios ataques y amenazas de los que ha sido víctimas, las más reciente fue en su propia casa, la cual están construyendo y donde escribieron el mensaje “mueran mexicanos”.

Carolina Oliva, integrante de esta familia, expresó que los ataques han provocado que su familia tenga miedo, y solo por el simple hecho de ser latinos y de ser mexicanos.

En entrevista para medios locales, declaró que esta no es la primera vez que son víctimas de las agresiones, pues anteriormente ya han sido agredidos a balazos en el camper donde viven provisionalmente, mientras termina la construcción de su vivienda.

Ante esto, la familia reportó el tiroteo ante las autoridades, sin embargo, los oficiales indicaron que, al no haber ninguna víctima mortal, la demanda no procedía. Del mismo modo, Carolina declaró que su perro fue asesinado a tiros a manos de estos delincuentes, pero ese hecho no fue denunciado.

Fue el pasado domingo cuando la familia encontró las amenazas de odio en su vivienda, la cual fue hecha con pintura aerosol, así como en sus vehículos, donde se leían mensajes racistas contra los mexicanos, llegando incluso a amenazarlos de muerte.

Por ello volvieron a recurrir a las autoridades, afortunadamente esta vez la denuncia si está avanzando e investigado por la policía, sin embargo, la familia asegura que su plan inmediato es concluir la construcción de la vivienda y posteriormente venderla, para mudarse y no regresar al vecindario.

Pese a que las autoridades han declarado que no toleraran ninguna actitud de odio en la comunidad, la familia denuncio que los ataques se debieron a que el condado Rockdale es común el ambiente anti-migrante entre los ciudadanos.