Otro hombre perdió la vida en la región de Atlixco luego de que se impactara contra un poste mientras circulaba a exceso de velocidad a bordo de una motocicleta, tan sólo la semana pasada, otros dos hombres murieron en situaciones muy parecidas.

El hecho se registró la madrugada de este jueves 15 de julio en la calle 5 Oriente entre 2 y 4 Sur de San Buena Aventura en el municipio de Nealtican, donde un hombre identificado como Carlos N., de 22 años de edad circulaba en su unidad de dos ruedas.

De acuerdo a testigos, el hombre iba a exceso de velocidad cuando perdió el control y se impactó contra un poste de la Comisión Federal de Electricidad, por lo que presentó una lesión en el cráneo que terminó quitándole la vida.

Cabe recordar que la semana pasada, dos motociclistas perdieron la vida cuando circulaban en sus unidades a alta velocidad; uno de ellos se impactó contra un muro y otro derrapó en su moto, ambos recibiendo fracturas en el craneo ya que no portaban en casco de seguridad.

En el primero de los hechos, un motociclista de entre 20 y 25 años de edad murió cuando se impactó contra un muro metálico cuando circulaba en su unidad a alta velocidad y en estado de ebriedad, por lo que más tarde se reportó su muerte a causa de un traumatismo craneoencefálico.

Los hechos se registraron en la Vía Atlixcáyotl a la altura de un espectacular que dice “Bienvenidos a Atlixco”, ahí, un hombre que fue registrado en calidad de desconocido se impactó contra esta estructura por lo que tuvo que ser trasladado por paramédicos al Hospital Gonzalo Río Arronte por la gravedad de su herida.

Por otro lado, un hombre identificado como Ricardo N., 25 años de edad Axocopan, perdió la vida cuando circulaba en su motocicleta Italika negro y verde sin placas por la carretera Atlixco – Cuautla a la altura del kilómetro 5.

Ahí, el hombre derrapó en su unidad y recibió un fuerte golpe en la cabeza, por lo que perdió la vida inmediatamente, por lo que fueron Agentes de Vialidad Estatal quienes se encargaron de las diligencias del levantamiento del cadáver para trasladarlo al anfiteatro de Atlixco.