Un grupo de sacerdotes ortodoxos de Grecia se encuentran negando la comunicaron a todos aquellos seguidores que hayan sido vacunas contra el Covid-19, argumentando que es una “invitación para que el anticristo entre”.

Los sacerdotes pertenecen al clero de la isla de Creta, y se está encargando de alentar dudas y falsas creencias a las personas sobre las vacunas contra el Covid-19, pues durante las ceremonias religiosas niegan la comunión a los vacunados contra el virus.

Su argumento es que la inyección contiene anticuerpos que dejan entrar al anticristo a la persona, por lo que no son merecedoras de la comunión de Cristo.

Ante esto, el gobierno de Grecia ha mostrado su molestia e inconformidad con el actuar de los sacerdotes, por lo que planea sancionarlos por difundir información falsa, pues se empeñan en detener su objetivo principal, que es animar a su gente a recibir la vacuna contra el coronavirus.

En respuesta a esta exigencia, el clero ha enviado un mensaje declarando que es “un punto de vista minoritario”; las autoridades ordenaron retirar de su cargo a los sacerdotes antivacunas.

Cabe destacar que no ha sido la única vez en que estos sacerdotes han obstaculizado la lucha del gobierno de Grecia contra el Covid-19, pues al principio de la pandemia aseguraron que el virus no podía transmitirse a través de la salida, esto para continuar sus ritos eucarísticos.

Además, se negaron a respetar las medidas sanitarias en los templos, e ignoraron el confinamiento durante las fiestas religiosas.