Como muchos migrantes que inician la traversia de emigrar por una vida mejor y que se quedan en el camino, en el río Bravo fue encontrado el cuerpo del migrante Alejandro Muñoz Domínguez, de 37 años de edad, quien en su intento por cruzar la frontera hacia Estados Unidos.

Según información de medios locales de Tamaulipas, el cuerpo de Muñoz Domínguez fue encontrado 400 metros rio abajo del área conocida como El Patinadero y fue identificado gracias a que aun conservaba su credencial de elector, ademas de que cerca de él también fue encontrado un joven con domicilio del estado de Tlaxcala.

Autoridades tamaulipecas presumen que ambos intentaron cruzar hacia Estados Unidos.

Alejandro era originario del municipio de Chignahuapan en la Sierra Norte de Puebla, y se suma a la lista de personas que pierden la vida en su intento por llegar a vivir el tan soñado sueño americano.

Cabe destacar que en lo que va del año, 12 cadáveres han sido recuperados del río Bravo, la mayoría de migrantes que intentan ingresar a territorio estadounidense, informó Protección Civil de Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Omar Enríquez Sánchez, director de Protección Civil, mencionó que la corriente es muy peligrosa, “más en la zona de Laredo, Texas, ya que es un suelo muy cavernoso, forma mucho remolino, tiene una corriente fuerte y hay lugares muy profundos”.

El poblano Alejandro Muñoz Domínguez murió ahogado la mañana del martes pasado mientras intentaba cruzar a Estados Unidos en busca de mejores oportunidades de trabajo.