Hipólito Contreras / Puebla, Pue.

Desde finales de los años 90, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtieron que las guerras del siglo XXI serían por el control del agua, siendo éste el elemento más importante que el propio petróleo, y hoy queda demostrado que grandes bancos mundiales están ya comprando los grandes bancos del agua, afirmó Gerardo Pérez Muñoz, dirigente social. 

Informó que por ello, han pedido una nueva ley ciudadana del agua y la modificación en concordancia con lo establecido el 12 de febrero del 2012, en el Diario Oficial de la Federación, donde se añade este párrafo al artículo cuarto constitucional en donde claramente se dice que el agua es un derecho y que debe ser accesible para el ser humano.

“Hemos pedido a la Comisión de Derechos Humanos (CDH) que pida al Congreso del estado que el agua en Puebla sea un derecho humano, pero no ha habido una respuesta favorable”, dijo.

Nosotros, comentó, “no estamos al calor de una cuestión partidista, porque nos parece que lo que están haciendo los aspirantes de los partidos es simplemente querer resolver un problema de fondo con un mejoral o una aspirina, pero las cosas no son así, ya que se debe de ir más a fondo exigiendo que el agua sea un derecho para todos”.

Señaló que el agua debe ser manejada a través de los consejos ciudadanos del agua y que exista una contraloría social del agua, así como evitar que el vital líquido se vaya a surtir a las grandes empresas mineras, o el fracking (fractura de rocas con agua, arena y sustancias químicas) en donde se usan hasta 30 millones de litros de agua.