En un oficio que se difundió a través de la cuenta de la página web defensa.com, se giran instrucciones para que los militares mexicanos adscritos a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) de su propio dinero compren un colorante de la marca Mariposa color verde ultramar 667, y pinten sus viejos uniformes en lugar de solicitar nuevos.

El texto, de dos cuartillas, señala que dichas medidas son en respuesta a la política integral de austeridad y erradicación a la corrupción, a través del ejercicio con honestidad y transparencia con los recursos asignados a la Sedena.

Sobre la pastilla colorante, menciona que se realizó una búsqueda en el mercado de diversas pastillas para buscar el teñido que se acercara al color original de un uniforme de reciente ministración, encontrando que la pasilla de la marca Mariposa, color “verde ultramar 667”, fue la que más se aproximó al color de dicho uniforme.

El mando militar asegura que la opción de teñir la ropa traerá grandes beneficios que enlista:

El procedimiento de teñido de uniforme y su contribución a mejorar la imagen institucional, optimizar los recursos materiales y elevar la moral de las tropas.

Considera que el tenido no representa un gasto excesivo que impacte de ningún modo en la economía del personal militar, ya que el costo de la pasilla colorante es de aproximadamente 30 pesos.

Además, la obtención del colorante es muy común en cualquier centro comercial o ferretería del país.