El gobierno del estado de Puebla logró recuperar 100 hectáreas de Cola de Lagarto, el cual estaba en manos de un propietario particular de Atlixco, que era protegido por las autoridades de administraciones pasadas.

Además, otras 300 hectáreas están en proceso de expropiación para dicho proyecto, confirmó el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta. En encuentro virtual con medios de comunicación informó que ya se está creando la estrategia legal para Cola de Lagarto.

“No hemos investigado qué angelito del poder público protegía, pero había más de 100 hectáreas sembradas de cebolla, de tomate, con riego de aspersión, por un tipejillo de ahí de Atlixco, que vamos a voltear a ver la responsabilidad en la que incurrió. Pero seguro estuvo protegido por alguien del gobierno o siempre inclusive esa tecnología era de alguien del gobierno”, expresó.

La actual administración estatal planea un desarrollo turístico, que incluye un Centro de Conciertos, en una zona que se encuentra entre los municipios de Atlixco y Huaquechula.

En declaraciones pasadas Luis Miguel Barbosa indicó que el objetivo es mejorar el dinamismo económico de la región, generando atracciones para que más turistas lleguen.

Por su parte, la secretaria de Medio Ambiente en el estado de Puebla, Beatriz Manrique Guevara, ha dicho que no será este un proyecto inmobiliario, como se planeaba años atrás y que tampoco se afectará la zona protegida de la Sierra del Tentzo.

Apuntó que en el plan del gobierno estatal no se contempla la participación de la iniciativa privada, puesto que se desarrollará sobre un bien público y no de particulares.

Asimismo, Barbosa Huerta comentó que esta obra y demás proyectos de infraestructura se desarrollarán en el presente año, toda vez que en el pasado no se pudo por la epidemia de Covid-19.

Proyecto Cola de Lagarto

Un club de golf, un caballar, cuatro tipos de residencias, albercas, canchas de tenis, gimnasios, salones para eventos y casas club, incluía el proyecto inmobiliario Cola de Lagarto que se intentó desarrollar desde 2016 entre Atlixco y Tepeojuma.

Inicialmente Cola de Lagarto se asentaría en un área de 113 hectáreas ubicadas en el municipio de Atlixco, cercanas al Área Natural Protegida ‘Sierra del Tentzo’, por lo que enfrentó el rechazo de habitantes de la región y en distintos momentos se frenaron los trámites.

Sin embargo, la empresa Promotora Cola de Lagarto promovía que su proyecto se integraba con la naturaleza del Tentzo para “construir su identidad contemporánea a partir del cerro sagrado, descubriendo y comunicando las riquezas y pertenencias del lugar encontradas en el agua, flora y fauna, pero también en todos aquellos mitos, voces y leyendas transmitidos por los viejos del pueblo”.

En el portal de internet que se habilitó para los inversionistas interesados y que aún está en línea, se destaca que habría cuatro “Casas Tipo” a elegir, basadas en elementos como el “Carbón, ceniza, cal y agua”.

Así los materiales a elegir serían ladrillos y piedras negras, maderas rubias, concretos pulidos, granito o teja.