Con la cabeza calcinada y vísceras por fuera, fue hallado el cadáver de un hombre en el fondo de una barranca ubicada en campos de cultivo pertenecientes a la junta auxiliar de San Miguel Canoa.

Fueron pobladores de la zona quienes se percataron del suceso, al pasar por la barranca en el Barrio Primera, de San Miguel Canoa, Puebla.

Ante el aterrador hallazgo, pobladores inmediatamente llamaron a las autoridades

Minutos después arribaron al lugar elementos de la Policía Municipal para realizar el acordonamiento de la zona y buscar a los posibles responsables.

La zona fue resguardada hasta la llegada de los agentes de la Fiscalía General del Estado que se encargaron de las diligencias del levantamiento de cadáver.

El cuerpo fue llevado al Servicio Médico Forense para realizarle la autopsia de ley, además de confirmar las causas exactas de su muerte.

La Fiscalía General del Estado, informo que la víctima quedó registrada en calidad de desconocido, sin embargo, por las condiciones en las que se encontraba el cadáver, intuyeron que se trató de un ajuste de cuentas.