Redacción / Puebla, Pue.

Para el maestro Nicolás Dávila Peralta, autor del libro, “Entre la Fe y el Poder”, y coordinador del área de redacción de Enlace, el Yunque es una organización que continúa alcanzando poder económico, político y religioso, además, una de las principales manos detrás de la organización que fue secreta, es el cardenal Norberto Rivera Carrera.

Así lo afirmó en una entrevista concedida al diario Intolerancia, donde se refirió a las recientes afirmaciones del rector de la Universidad “Vasco de Quiroga”, en Michoacán, y dirigente de la Organización del Bien Común José de Jesús Castellanos López, en las cuales reconoció la existencia de una organización que no identifica con el nombre de El Yunque, sino como Organización del Bien Común.

Nicolás Dávila explicó, en la entrevista concedida a Intolerancia, que el sitio ACI Prensa se ha caracterizado por su orientación conservadora y el artículo en cuestión, sustentado en la información de Castellanos López, resulta ser una justificación de esta agrupación que él insiste, no se llama El Yunque, sino Organización del Bien Común (OBC).

Sobre si el Yunque tiende a desaparecer ahora que se conoce su existencia, Dávila Peralta advirtió: “Ojo, hay que ver que es una buena jugada de ellos, lo que no le pasó a las organizaciones anteriores, que se dieran a conocer a través de libros, artículos, ellos ahora dicen ‘sí existimos’, sí existe la organización; la pregunta es quiénes son, por eso se llama organización reservada.”

“Ellos saben que son una organización reservada porque la jerarquía eclesiástica los conoce, los dirige o los orienta, más allá de ellos nadie los conoce. Ya todo mundo sabe que existe El Yunque, pero lo importante es quiénes son, dónde están y qué están haciendo”.

Refirió que todas las organizaciones, desde la primera que fundó Luis María Martínez, quien ya está en proceso de canonización, todas tienen una estrategia, crear organizaciones fachada, la “U” era la Congregación del Espíritu Santo, detrás de la Base estaba el Sinarquismo”, señaló Dávila Peralta.

Comentó que detrás de El Yunque la primera fachada fue el FUA, la segunda fue Cristianismo Sí, hoy es la Organización del Bien Común. Recordó que Ramón Plata Moreno, uno de los iniciadores de El Yunque, y un sacerdote fundaron una congregación religiosa: los Cruzados de Cristo Rey, y de dónde se reclutaron los primeros seminaristas fue de las filas del propio Yunque, que mantiene uno de sus objetivos: evangelizar a la autoridad.

Precisó que desde 1995 el secretario particular de Norberto Rivera Carrera, es un cruzado de Cristo Rey y desde 2011 es el secretario canciller de la curia arzobispal primada de México.

“Algunos dicen: ‘ya se descubrió, se va a morir’, pero el Yunque ahí está, de la mano de Norberto Rivera, clérigos yunquistas, sacerdotes yunquistas en la Upaep, que por cierto un seminarista cruzado el día de su ordenación, además del agradecimiento a Norberto Rivera que lo ordenó, le envía un agradecimiento especial al excelentísimo señor obispo Eugenio Lira Rugarcía por su orientación y apoyo”, añade en la entrevista.