El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta actualizó el decreto por el cual el estado asume el control de la seguridad en la capital del estado, en el cual se establece que esta medida tendrá una duración de un año contado a partir del 13 de julio, periodo que implica prácticamente lo que resta de la administración de la presidenta municipal Claudia Rivera Vivanco.

En el documento, la administración estatal expone que existe una alteración del orden público, lo que constituye un motivo suficiente para que el gobernador del estado asuma el mando de la Policía Municipal.

El mandatario afirmó que la decisión de establecer la temporalidad de un año se debe a que se ha avanzado en el combate a la inseguridad por parte del gobierno estatal.

“Ayer firmé el decreto. Es una ruta que tenemos que seguir y claro que hay que probar las cosas. Respecto a la controversia hay que probar las cosas”, dijo.

Añadió: “La decisión se debe a que todo iba a ser un acuerdo que teníamos con la presidenta municipal. Yo no voy a dejar de insistir. Hemos mejorado mucho la inseguridad en el municipio de Puebla, nosotros, no la Policía municipal”.  

Cabe hacer mención que el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta ya intentó asumir la responsabilidad de la seguridad de la capital poblana, mediante un decreto publicado en marzo pasado, pero Rivera Vivanco se inconformó al considerarlo un acto inconstitucional, por lo que incluso presentó una controversia ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).