Abbas Abdullahi Sheikh Siraji, ministro de Obras Públicas y Reconstrucción de Somalia, fue ultimado por un supuesto error cuando un guardaespaldas de la auditoría general de aquel país lo confundió con terrorista y le disparó.

El accidente ocurrió cerca del palacio presidencial en Mogadiscio, cuando el ministro somalí, de 31 años, viajaba a bordo de un vehículo a prueba de balas, el cual fue considerado por el guardaespaldas como “una amenaza”, por lo que decidió abrir fuego.

El capitán Mohamed Hassan, jefe de la Policía local señaló “el guardaespaldas del auditor general, Nur Farah, disparó contra el coche que llevaba a Abbas Abdullahi Sheikh Siraji, ministro de Obras públicas y Reconstrucción, pensando que era conducido por militantes extremistas”.

En declaraciones a la prensa, el responsable policial dijo que el ministro “fue asesinado por error”, porque el guardaespaldas identificó falsamente al ministro, “ha habido un intercambio de disparos. Varios de los guardaespaldas de Siraji resultaron heridos en el incidente”, dijo Hassan.

En el vehículo viajaba otro ministro del gabinete somalí, quien logró sobrevivir, resaltó, sin dar mayores detalles, ni revelar su identidad, según un reporte de la emisora estatal Radio Mogadishu y el sitio de noticias All Africa.

El ministro de Información de Somalia, Abdirahman Omar Osman, envió condolencias por la muerte del ministro, a quien calificó como una persona brillante y “una joven estrella ascendente que siempre demostró el compromiso de servir a su país”.

Además, el mandatario somalí, ha ordenado a los jefes de seguridad inmediatamente después de conocer esta lamentable tragedia, asegurarse de que los autores fueron puestos “bajo reserva”, señaló.

 (Con información de Aristegui)