Al parecer la amenaza de Donald Trump de impedir que miles de migrantes ingresen a Estados Unidos va en serio. Este jueves el Ejército de Estados Unidos recibió una solicitud del Departamento de Seguridad Nacional para que envíe soldados a la frontera con México, esto lo dio a conocer un funcionario estadounidense.

 

El mayor problema es que esta petición podría implicar el envío de 800 a mil tropas para asistir en logística e infraestructura en la frontera sur del país. Esta declaración se da luego de que este mismo día el presidente Donald Trump asegurara que ha “enviando a militares” para proteger la frontera sur de Estados Unidos mientras una caravana de migrantes provenientes de Centroamérica continúa su avance por México.

 

Pero este discurso ya se venía manejando desde el lunes cuando Trump comentó que “he alertado a la Patrulla Fronteriza y al Ejército” de que la caravana de migrantes, un grupo de entre 7 mil y 10 mil centroamericanos que huye de la violencia, la pobreza y la corrupción gubernamental, es una “Emergencia Nacional”.

 

Mientras miles de migrantes recorren México con la intensión de llegar al sueño americano, los republicanos buscan rápidas soluciones para controlar la situación y así poder mantener el control de la Cámara de Representantes y del Senado. Antes Trump y su partido habían intentado usar la inmigración y la caravana para asegurar votos culpando a los demócratas, pero todo puede venirse abajo si uno solo de los hondureños logra entrar a tierra de Estados Unidos.