Redacción /Ciudad de México.

Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, se reunió con la cúpula empresarial del país, el Consejo Mexicano de Negocios (CMN), organismo que agrupa a los más ricos de México y con quienes había mantenido un persistente desencuentro que hizo crisis en mayo pasado.

“Se limaron asperezas”, dijo, sin entrar en detalles. Luego, calificó la reunión como “muy buena” para la relación entre él y el alto empresariado, así como para el país. “Fue una reunión constructiva, con mucho respeto. Se aclararon muchas cosas, fue muy buena la comunicación”, añadió.

El encuentro fue anunciado ayer por López Obrador, luego de que el pasado domingo el CMN dio a conocer que se reuniría con todos los candidatos y como término de un mes de encono. En él participaron quienes han sido señalados por el tabasqueño como “minoría rapaz”, “mafia del poder” y “traficantes de influencias”, destacadamente, Germán Larrea Mota Velasco, presidente de Grupo México, y Claudio X. González, presidente honorario de Kimberly Clark de México.

El exjefe de gobierno aseguró que hicieron el compromiso de trabajar juntos si gana la Presidencia de la República y adelantó que habrá una relación de cooperación, así como acuerdos para impulsar el desarrollo, crear empleos y atender problemáticas económicas y sociales.

Inclusive, enfatizó que en el encuentro se habló con libertad desde ambas partes y sin censura.

“No hubo confrontación, no hubo ningún tipo de reclamos, se hicieron planteamientos en lo que no coincidimos… Esto es normal, estamos buscando construir una democracia, no apostamos a la dictadura”, aseguró.

El morenista agregó que él y los empresarios coincidieron en acabar con la corrupción y la impunidad.