** La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó un desvío de mil 311 millones de pesos ** 

Redacción Ciudad de México. 

A través de pagos a empresas fantasma, la Sedesol y Sedatu, en las gestiones de Rosario Robles, desviaron mil 311 millones de pesos, esto detectó la Auditoría Superior de la Federación (ASF), de acuerdo a lo publicado por Reforma. 

En la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Robles estuvo del 1 de diciembre de 2012 al 26 de agosto de 2015, y en Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) del 27 de agosto a la fecha. Según las tres auditorías forenses realizadas por la ASF a recursos ejercidos en 2014 y 2015, parte de ese dinero fue transferido a Monex y a CI Banco, de donde se dispersó a cuentas domiciliadas en distintos países.

El desvío, en el caso de Sedesol, se hizo mediante la contratación de Radio y Televisión de Hidalgo, cuyo convenio y contratos se firmaron en marzo, mayo y septiembre de 2014, así como en enero y febrero de 2015.

En tanto, el convenio y contratos realizados por la Sedatu con el Sistema Quintanarroense de Comunicación Social fueron firmados en julio, septiembre y octubre de 2015.

La ASF señaló en sus informes que el mecanismo para desviar los recursos consistió en que la Sedesol y la Sedatu firmaron convenios con estas entidades con la intención de eludir los requisitos establecidos en la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público para las contrataciones públicas.

Los institutos a su vez subcontrataron a 84 proveedores, de los cuales al menos 13 resultaron ser empresas fantasmas, a quienes, en algunos casos, les encargaron parte de los trabajos solicitados por las dependencias.

Las auditorías, identificadas con las claves D17002, D17011 y D17012, fueron concluidas el 19 de enero pasado y su realización fue avalada por el Auditor Superior de la Federación en marzo, julio y agosto del año pasado, tras recibir denuncias sobre estos ilícitos, por lo que su revisión se hizo con el carácter de forense.

Rosario Robles en su cuenta de Twitter no desmintió la información de las auditorías; reiteró que ella no recibió recursos –algo que Reforma no dice en su reportaje–, e insinuó que existe una intención política detrás de la publicación.

“1. Falso! ¿Con qué intención? ¿Quién está detrás de lo publicado hoy en Reforma? No hay una sola línea o señalamiento de la ASF que diga que yo Rosario Robles haya realizado un desvío de recursos. 2. La que nada debe nada teme. Por eso, previendo situaciones en tiempos políticos, pedí a la SHCP y a la SFP que investigaran mis cuentas bancaras y mi evolución patrimonial y autorizo que se haga pública mi situación financiera sin acudir al secreto bancario”, escribió.

Senadores exigieron que Rosario Robles no sólo niegue, sino que también aclare el desvío de mil 311 mdp cuando encabezó Sedatu y Sedesol, al asegurar que no es la primera vez que Rosario Robles es acusada de desvío de recursos, senadores del bloque PT-Morena y del PRD exigieron que autoridades investiguen a la funcionaria y a ella le demandaron no sólo negar, sino aclarar los señalamientos.