Tomás Castaneira / Izucar de Matamoros, Pue.

Habitantes de la inspectoría de San José Las Bocas, perteneciente al municipio de Izúcar de Matamoros, hicieron un exhorto a las autoridades correspondientes debido a que después del terremoto del pasado 19 de septiembre, algunas casas quedaron dañadas, situación que se agravó después del movimiento telúrico con epicentro entre Izúcar, Tepeojuma y San Juan Epatlan.

La molestia de los ciudadanos de este lugar, es que en la cantera que se encuentra cerca del poblado, a escasos metros de las casas, truenan las piedras con dinamita, cuyo tronido es muy fuerte y “está acabando de abrir las casas”.

Por esto, pidieron a las autoridades correspondientes, que pongan alto a esta práctica que está dañando más sus casas.